Elecciones separadas

Written by  on September 24, 2006 

El otro día en el laburo (para quienes no saben, trabajo en el Bloque ARI-Vecinos Unidos del Concejo Deliberante de Vicente López) estabamos debatiendo las preguntas del cuestionario que la Asociación de Vecinos le manda antes de cada elección a los votantes. Una de las que mayor debate generó fue la de tener elecciones en días separados para cada categoría. Si bien muchos del campo “republicano” defienden la separación de elecciones, yo no estoy convencido de que sea bueno para el sistema democrático. Explico con un ejemplo:

Hoy llegaron las boletas. No son tan vistosas como otras veces (me encantó la de las elecciones bonaerenses de 2003) pero tampoco son de lo peor. El tema es que son boletas de cinco cuerpos: Presidente, diputados nacionales, gobernador, diputados provinciales (en la primera sección), y la boleta municipal (intendente, concejales y consejeros escolares).

Si separaramos la boleta municipal en dos o tres categorías (sería lógico como mínimo separar al intendente de los demás). tendríamos una boleta de siete cuerpos. Y si un año además se eligen senadores nacionales llegamos a ocho. Si fueramos a dedicar un domingo a cada categoría, tendríamos que estar dos meses votando todos los fines de semana, agregando un domingo más para votar en una hipotética segunda vuelta presidencial. Aún si lo redujeramos a un día por cada nivel de gobierno, sería un mes entero. Bastante molesto le resulta a los votantes (por no hablar de presidentes de mesa) perder una hora cada dos años, imaginemos lo que pasaría en un caso así.

Y ni hablar de conseguir fiscales. Nadie quiere fiscalizar hoy, no quiero imaginar lo que sería conseguir fiscales para cuatro u ocho elecciones consecutivas.

Por otra parte, se generaría algo bastante problemático: Se concentraría la atención mediática y ciudadana en las elecciones “grandes”, en desmedro de las elecciones legislativas. Sobre todo los legisladores provinciales, a quienes nadie conoce (al concejal a lo mejor lo conocés del barrio, al legislador provincial se lo conoce a través de los medios, pero los legisladores provinciales son completamente desconocidos).

En definitiva, creo que habría más problemas que soluciones. A lo mejor, un buen punto intermedio sería que los cuerpos de las boletas no estén unidos. Se generaría confusión (me juego a que el voto en blanco en algunas categorías sería altísimo) pero nos evitamos el drama logístico de tener elecciones todas las semanas.

Category : Uncategorized