LaResPública Rotating Header Image

¿Qué es un presidente democrático?

Lucas objeta acá la presencia de varios presidentes en un homenaje de la Facultad de Derecho UBA por no ser democráticos. Ojo, no son dictadores: son tipos que, a la luz de nuestras normas actuales, serían de legitimidad dudosa. Por ejemplo, los presidentes anteriores a la ley Sáenz Peña, los electos antes de la conquista del sufragio femenino, los que fueron electos en circunstancias de fraude o proscripción. Concluye diciendo que el único presidente democrático egresado de esa facultad es Raúl Alfonsín.

Durante mucho tiempo pensé lo mismo: que la democracia argentina sólo existe desde 1983. Pero con el tiempo me di cuenta de que algún día, alguien considerará a nuestro sistema barbárico y autocrático. Por ejemplo, recuerdo que en hace unos años, en las reuniones de juventud del ARI bonaerense, considerabamos que la aprobación del Ingreso Ciudadano para la Niñez sería una “nueva ley Sáenz Peña”, porque eso permitiría a los pobres votar a quien verdaderamente quisieran y no a su patrón político. O sea: después de aprobado el INCINI y eliminado el vicio del clientelismo, habría VERDADERA democracia.

Lo que esto demuestra es que lo que hoy nos parece justo y democrático mañana podría no serlo. Que aparecen nuevas fronteras democráticas que explorar. Y que, en última instancia, tenemos que juzgar a quienes nos precedieron según las reglas de su tiempo. ¿Eran presidencias aristocráticas las anteriores a la ley Sáenz Peña? Si. ¿Eran tanto peores que las del resto del mundo, y sobre todo del resto de América Latina? No demasiado. Decididamente no eran vanguardistas, pero tampoco eran los peores regímenes del mundo (en plena Europa todavía persistían regímenes monárquicos con parlamentos de poder restringido, como en Alemania, el Imperio Austro-Húngaro, Rusia y el Imperio Otomano). Podemos afirmar sin temor a equivocarnos que las presidencias de 1860 a 1916 fueron menos antidemocráticas que la mayoría de sus gobiernos contemporáneos.

Y lo mismo podemos aplicar a distintas etapas. Sí, para nuestros estándares actuales fueron poco republicanas. Pero probablemente en su momento eran lo mejor a lo que se podía aspirar (hecha la salvedad de la Década Infame). Siempre existirán nuevas fronteras democráticas, y a nuestros nietos les parecerá que nuestro régimen actual es autoritario.

16 Comentarios

  1. Ulrich dice:

    Luego de leer el post de Lucas, tiendo a estar de acuerdo con vos. Pienso que estamos ante un dilema nominalista. A qué llamo democracia es la primera posición adoptada; y luego ver si llamo democrático a tal o cual. En el fondo no me dice mucho esto. Es absurdo hablar del voto femenino como algo que invalide el carácter democrático de Yrigoyen o Alvear. Entonces es como decir que la democracia es algo que aun no existe, que aun no ha sido inventado, y que sería la entelequia de un ideal que no soy lo suficientemente libre y abierto como para poder formular…

  2. Lucas A. dice:

    Gracias por la mención Alejandro. Dos cositas, mi crítica es para muchos de los presidentes, que en sistema republicano tibio como era el originario, ni siquiera respetaban esas reglas módicas del “orden conservador”, para presidentes del “fraude patriótico” y para los presidentes con mayorías proscriptas (como Frondizi, cuyo gobierno y corte, en muchos sentidos aprecio, en otros criticaría) y a presidentes no electos en momentos que la gente estaba pidiendo a gritos democracia, elecciones y participar como AR Saa y EA Duhalde.

    La parcialidad de los gobierno de Yrigoyen y Alvear, lo mantengo teórica y políticamente. No creo que la democracia norteamericana se pueda considera completa sin los afroamericanos y las mujeres. Lo mismo para nuestro sistema.

    No hay democracia que sea democracia parcial, sin mujeres, y en un sistema donde el presidente debía ser católico sí o sí. Le debemos mucho a Yrigoyen, por supuesto. Más allá de todo, me parece que es obvio reconocer al proceso y al movimiento que llevó a Yrigoyen a la presidencia, obvio.

    Para mi el presidente es mucho más proclive a ser un dictador constitucional (con poderes expresos en la constitución) que ser un presidente democrático. Siempre pensé eso y lo escribí. Después me di cuenta que había gente que ya lo había escrito así. Por ejemplo, Carl Rossiter “Constitutional Dictatorship” , mencionado por Giorgio Agamben (no me pongan cara de asco) pero también por Bruce Ackerman o Sandi Levinson (dos profesores de Yale y Austin Texas, respectivamente).

    Ojo, no es una mención menor. Ojo. Ver el blog de balkin. Eso no obsta, valor los presidentes democráticos que tuvimos y tenemos.

    En fin, es largo, y me voy a clase. Gracias por la mención y en todo caso sigamos. Acá y allá. Salud!

    Lucas.

  3. Alejandro dice:

    La sigo acá, por ahora. Yo insisto con mi argumento principal: la democracia plena no existe ni existirá. Por suerte. Llegar a un punto de “democracia perfecta” sin conflictos de crecimiento sería algo muy parecido a la muerte, donde no hay espacio para el progreso. El conflicto es lo que nos hace vivir, no podemos jamás esperar alcanzar un estadio perfecto y superior.

    Vos decís que no hay democracia que sea democracia parcial. Yo voy a decir todo lo contrario: dado suficiente tiempo para la retrospección, y extrapolando hacia el futuro, no hay democracia que no sea democracia parcial. Y eso está bárbaro, porque significa que lo que venga después será mejor, en maneras que todavía no podemos imaginarnos (decididamente, muchos founding fathers jamás habrán imaginado que una mujer negra pudiera llegar a votar algún día. A lo mejor lo mismo nos pase a nosotros. Ojalá.

  4. Lucas A. dice:

    No, no y no. No digo eso. Digo que no hay democracia sin mujeres ni afroamericanos y sin la inclusión de aquellos que viven en la más extrema pobreza. Si en un futuro, nos dicen que lo de hoy no es democracia porque la mayoría de los argentinos/as no tienen sus preconciciones de autogobierno reconocidas yo voy a decir, “tenés toda la razón”. Eramos lo más democrático que podíamos, el sistema era malo, lo crítique. No voto a la misma clase política que reforzó el presidencialismo en “la reforma de dos” la del 94, donde Dromi, Mendez y otros se abrazaban con actuales candidatos para felicitarse por artículos que constitucionalizaron el hiperpresidencialismo.

    Si yo hubiese vivido en 1920 diría, que los Socialistas pro voto femenino, que los hubo, o los pensadores liberales consecuentes, que los hubo, lo decían y que era ilegítima la democracia sin mujeres. Que pedían más expansión, no como los antipersonalistas radicales que golpearon los cuarteles y después golpearon. En 1776 o 1787 diría con Thomas Paine u otros radicales democráticos lo mismo. Y así.

    Cuando digo parcial, no digo imperfecto. Siempre será perfectible y en eso coincidimos. Pero me parece que debemos ser mucho más exigente con el pasado justamente por el futuro de la democracia. Pero esa democracia de varones en Arg, esa democracia de varones blancos en estados unidos, son eso democracias parciales. La democracia del apartheid sudafricano no era democracia. Ahora si los sudafricanos blancos resaltan a su lider blanco demócrata allá ellos.

    No es que “a lo mejor” pasará. Ya pasa, ya lo vemos. En el horizonte. Cuando los pocos que tienen el poder, en una sociedad que vive con porcentajes groseros personas en condiciones de extrema pobreza, indigencia, que administra la miseria y la falta de libertades políticas sustantivas para autogobernarse. Si hay un futuro democrático (cosa que no hay que asumir), pero si hay generaciones que expanden la democracia, en nuestra presidencia democráticas (que son poco democracia presidencial, siempre mucho más presidencial que democrática), no me cabe duda, que pasará. Ver el gobierno cuando da licencias de explotación de minas y petroleo comprometiendo a las generaciones futuras, sin control democrático algunos. La crítica será de la misma índole, como puede pasar hoy, con los anteriores presidentes.

    Más allá de todo, en el post, en el comentario, en todo ámbito aclaré que hay reconocimientos para el proceso que Yrigoyen llevó adelante. Y reconozco que a aquellos que son partidarios radicales, les resulta difícil ser autocríticos con uno de sus figuras más representativas.

    Salud! y gracias. Cualquier cosa, volemos.

  5. Lucas A. dice:

    Uh, allà ellos se traduce en “hayà ellos”. Escribo en una compu, prestada. Disculpas, ja.

  6. Lucas A. dice:

    Cualquier cosa, volvemos. Escribo en una compu, prestada. Disculpas, Saludos, Lucas.

  7. Alejandro dice:

    El tema es que es pensable que hoy la democracia también es parcial. ¿Que pasaría si se bajara la edad mínima para sufragar a 16 años, como algunos han propuesto? Eventualmente se tornaría común, y se podría pensar que nuestra sociedad de principios de siglo XXI es sólo parcialmente democrática porque no permitía la participación política de los adolescentes. Y que “una democracia de adultos” no es democracia. Y se me ocurren unos cuantos ejemplos parecidos.

  8. Lucas A. dice:

    Alejandro, yo concedo eso. Y si un futuro foucaultiano me dice que los que está locos tienen derechos a estarlo y tengo que abolir cárceles y psiquiátricos, lo haré, pero hoy lo pensé y luché por eso.

    Me parece que equiparar la mayoría de edad, con la segregación racial y los derechos de la mujer, y con las personas que viven en condiciones de extrema pobreza, es un poco superfluo. No sé si vos sugerís eso, pero sería, en caso. Entiendo el punto pero no todo es lo mismo. Justo eso quería marcar en el post de mi blog, con los presidentes, para evitar la banalidad. Vos aceptás a Frondizi que fue un presidente con mayorías proscriptas. Yo no lo haría.

    Gracias y la seguimos,
    Lucas

  9. MarcosKtulu dice:

    Y Duhalde y Rodriguez Saa? Fueron indirectamente elegidos sin romper la legitimidad democrática.
    Para evitar estas discusiones, a lo mejor la galería esa de presidentes democráticos* debería aclarar en letra chica:
    *según la definición de democracia aceptada y vigente en su momento.

  10. Lucas A. dice:

    Marcos, ARSaa y EADuhalde, fueron electos por asamblea legislativa para completar un mandato. Perfectamente (digo constitucionalmente, políticamente hubiese sido algo rarísimo, excepcional, autolesivo, perjudicial para la estructura partidaria que estaba siendo criticada), se podría haber llamado a nueva elección, en lugar de cambiar cinco presidentes (cuatro provisionales) en menos de una semana, y si no se hizo, es justamente porque se quiso silenciar, ignorar conscientemente el reclamo democrático que repudiaba al sistema político todo (ver las elecciones de 14 de octubre de 2001 en las que más del 50 por ciento de los votos no lo sacaron ni el pj ni la alianza!!!) y a los partidos mayoritarios y que dejaba al ari (y a Elisa Carrió) y otros partidos (zamora, por ejemplo) menores en el mejor escenario posible.

    Dudo que se pueda llamar democrática a esa decisión del sistema político. Puede ser constitucional. Para mi la democracia es inclusión, internas abiertas, elecciones periódicas, ante la duda la voluntad del pueblo y mucho más. No veo mucho de eso en dic de 2001, por eso mis dudas. El sistema político tenía muchas críticas democráticas, expresadas en las urnas y en el descontento social manifiesto, con la exploción del corralito.

    No pienso que esa aclaración que proponés sea correcta. Qué es aceptada? aceptada por quién? Vigente? Qué ley decretó la concepción de democracia? Discutir, debatir y dialogar sobre eso y leer sirve de mucho más y es una actitud y práctica democrática por excelencia.

    Salud!
    Lucas.

  11. Lucas A. dice:

    Explosión, explosión…

  12. monica fonchavi dice:

    son unos locers estupidos y pelotudos bueno chauauuuuuu!!!

  13. MarcosKtulu dice:

    La democracia también debe prever qué pasa si un presidente se cae. Si la continuidad se da dentro de las mismas instituciones, no veo por qué deja de ser democrático. Si la única forma de mantenerse democrático era llamar a elecciones de imediato, ¿quien iba a gobernar mientras tanto? ¿Videla?
    Es cierto que la legitimidad es menor y Duhalde se quedó demasiado tiempo, pero el origen sigue siendo democrático.
    En cuanto a la aclaración, aceptada por lo pronto por quienes participaban o estaban en condiciones de participar en ella mediante el voto.
    No se si hay una ley que definió la democracia (las leyes no son tratados empíricos), pero sí la hay que haya reglamentado las condiciones de su ejercicio según los valores imperantes en la época y determinado reparto de poder.

  14. Lucas A. dice:

    Fácil, lo hacía el presidente provisional. Sin prepararle el terreno a su sucesor, estimado. Sino se juega con ventaja.

    Ahora, sobre tu aclaración, vuelve a tener severísimos problemas. Es obvio que los que estaban en condicioens de participar eran muchísimas màs personas de las que estaban en condiciones LEGALES de participar. La exclusión era sin razones y era parte de una tradición de violación de derechos y desigualdad histórica que mucha ente EN ESE TIEMPO denunciaba.

    Es más la democracia, según la conocemos ( cualquier teórico, fijate Dahl, Sartori, cualquiera, el más berreta) no puede conciliarse con regímenes de exclusión, ni minoritaria ni mayoritaria (como es el caso de las mujeres en muchísimos paìses, afroamericanos en us, afganistanas viudas -condenadas a una muerte civil- en afganistán, sudafricanos negros en sudáfrica, y así la seguimos con muchos otros casos).

    Según los valores de cierta época, como vos decís, las mujeres eran seres inferiores y la democracia no las incluía por esa y muchísimas sinrazones, prejuicios y por la misma dominación masculina (que sigue y sigue). Esos valores nunca fueron valores, y esas democracias nunca fueron democracias.

    Salut,
    Lucas.

  15. Alejandro dice:

    Lucas, perdoná la demora. Sobre la mayoría de edad: sí, me parece equiparable. Pero coincido en que es mucho (muchísimo) menos importante. Es más, ni siquiera sé si estoy de acuerdo (o mejor: estoy seguro de que cualquier grupo que quiera que se expandan hacia sí los límites de la democracia debe exigir ese derecho, y hoy no veo ninguno). Es verdad que cada vez hay que hilar más fino, pero lo considero una especie de efecto de “diminishing returns”: cada vez hace falta más esfuerzo para incluir a un excluido, porque las injusticias obvias ya están solucionadas.

    Y sí, lo acepto a Frondizi con mayorías proscriptas, porque el tipo hizo todo lo que pudo para que dejaran de estarlo. Dentro de las alternativas que permitía la “constitución material” argentina de la década de 1960, Frondizi era de las más democráticas. Recordar que enfrente tenía, entre otros, al partido de Aramburu.

  16. Lucas A. dice:

    Y yo lo valoro muchísimo (y no olvido a sus hermanos, la historia de los tres frondizi Arturo, Silvio y Risieri es ex-tra-or-di-na-ria. Espectacular. Silvio, un grande. Risieri, otro. Tres luminarias y de la política, con errores -sus reuniones con videla, las de arturo- y límites obvio), pero no puedo llamarlo democrático, qué querés que te diga. Me parece fuerte? Un poquito. Pero me parece más fuerte que lo llamemos democrático.

    Y lo peor es que le reconozco a los movimientos históricos radicalismo y justicialismos mucho, así como el justicialismo es uno con cuatro caras (o más) al radicalismo no le perdono haber jugado el juego que los conservadores del treinta jugaron con la proscripción del yrigoyenismo. Eso me parece importante para juzgar. Recién en Alfonsín el radicalismo se dignifica, incluso bemoles, matices y críticas.

    Y me acuerdo, porque me fui al archivo nacional, para sacarle fotos a los pedazos de diarios de la época cuando el mismo Frondizi era el lider opositor en la última parte de perón y pudo hablar por radio. Fue un discurso histórico. Todo un hito, en ese momento. Habla de la época también y del clima.

    Pero no sé, no sé y no sé. No sé, Alejandro, la verdad es que la historia argentina es una tragedia de merd, buena gente de un lado y de otro, soretes tambiénde uno y otro bando, cambalache y la tragedia en el medio.
    En fin, un abrazo demócrata y grazie por la discusión,
    Lucas

  • Suscribite RSS